Principios de la forma

Principios de la forma

TRES TIPOS DE MOVIMIENTO

1. ELEVACIÓN

Podemos simplificar todos los diseños de peinados en dos tipos de corte: recto o degradado o en capas. Si no quieres que el cabello tenga un corte recto, entonces tienes que levantarlo o recogerlo. La elevación es un movimiento ascendente y descendente. Para elevar el cabello, sujeta una sección hacia arriba sin moverlo para no alterar su caída natural. Después de cortar el cabello y soltarlo, caerá verticalmente sin ningún movimiento lateral. Qué genera
La elevación genera un degradado; un peinado acabado tiene un sola longitud o bien tiene un degradado o capas. Para ayudarte a recordar el movimiento de la elevación, piensa en un ascensor. Se mueve hacia arriba y hacia abajo, no de un lado al otro. Si quieres que el cabello caiga directamente siguiendo su posición de caída natural, la clienta tiene que mantener la cabeza erguida. Si la cabeza está hacia delante, el cabello no está en su posición de caída natural. Si estás creando una forma que requiere que todo el cabello esté levantado de manera horizontal, asegúrate de que todas las secciones estén levantadas en el mismo ángulo para lograr consistencia.

2. SOBREDIRECCIÓN

El movimiento de sobredirección es lateral. Si no respetamos la posición de caída natural del cabello y lo movemos de un lado al otro, lo estamos sobredireccionando. Si tomas el cabello de detrás de la oreja y lo diriges hacia el centro posterior, estás efectuando un movimiento lateral.
Qué genera
La sobredirección crea longitud y amplitud en la dirección opuesta. Si el cabello se mueve del frente hacia atrás, tendrá un largo mayor en la parte delantera. Si se mueve de atrás hacia delante, será más largo en la parte trasera.

3. ÁNGULO DE LOS DEDOS

El movimiento del ángulo de los dedos se realiza hacia y desde puntos específicos. Los dedos determinan el ángulo en el que se cortará el cabello. Si quieres ajustar el volumen o la profundidad en la forma, adapta los dedos o el ángulo en que los colocas. Trabajar con los ángulos de los dedos
El ángulo de los dedos aporta volumen y profundidad a la forma del cabello. Al mirar el ángulo de los dedos desde la parte delantera, si colocas los dedos en la zona lateral y los inclinas en diagonal HACIA la barbilla y DESDE la parte superior de la cabeza, el volumen debería estar en la parte de arriba de la forma. ¿Qué pasa si cambias el ángulo de los dedos? En este ejemplo, el ángulo diagonal de los dedos está invertido. Ahora los dedos están van DESDE la barbilla y HACIA la parte superior de la cabeza. En este caso, el volumen estaría abajo.

CONCLUSIÓN

Aunque pensemos primero en la elevación, luego en la sobredirección y por último en el ángulo de los dedos, todo eso no se produce de manera independiente sino simultánea. No tiene sentido que levantes el cabello y lo sobredirijamos hacia el lateral para después intentar colocar los dedos en el ángulo adecuado porque perderías el control del cabello y el resultado final sería impredecible. Para lograr predictibilidad en la forma y la precisión en la línea de degradado, efectuamos todos los movimientos a la vez.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información entra en POLÍTICA DE PRIVACIDAD